Presentación

Sin pretensiones. Así, con modestia, es como nace este blog en el que pretendo plasmar mis experiencias cotidianas alrededor de algo fundamental que todos hacemos: comer, y dormir. Sin pretender ser ningún experto, ni que mis opiniones sean consideradas más que como lo que son -una simple visión subjetiva más-, esta web nace de un deseo de escribir mis puntos de vista de forma más personalizada y extensa que lo que permiten tantos portales en Internet dedicados a valorar y opinar sobre establecimientos hosteleros y hoteleros. 

Parece también un paso lógico, dado que si bien mis pasos en la cocina son irrelevantes -aunque hubo quien dijo en su día que apuntaba maneras- estoy casado con una de las mejores cocineras que conozco (con varios y merecidos premios en su haber, no es porque sea mi mujer) y desde siempre he tenido buen paladar y me ha gustado -cada vez más con los años- la buena cocina, hecha con cariño, arte y delicadeza. Apasionado de los viajes y de conocer mundo, mis opiniones versarán más a menudo sin embargo sobre mis experiencias culinarias, ya que comer comemos a diario -aunque sea en casa-, pero uno no siempre puede permitirse viajar.

Tampoco puedo olvidar la experiencia que me han dado los años que, antaño, trabajé siendo más joven tanto en hostelería como más tarde estando al cargo de algunos alojamientos y hoteles rurales, y que sin duda me permiten ver las cosas como comensal y usuario pero también desde la perspectiva del profesional... y de lo que debe ser la profesionalidad. 

Pero que nadie se asuste. Mi objetivo es plasmar mis experiencias, y estas no siempre tienen por qué ser en el mejor o más vistoso de los sitios; el plato más delicioso, el rincón más espectacular o la habitación más cómoda no tienen por qué estar siempre en ese sitio más o menos lujoso o caro que algunos conocemos, como he tenido ocasión de comprobar a menudo en tantos lugares ocultos o desconocidos en ciudades y pueblos. 

Nada de clasismos, ni de desprecio a lo sencillo: todo lo contrario, ahí está la esencia de la vida y ahí es hacia donde apunta la cocina moderna, y donde podremos encontrar seguramente nuestro pequeño paraíso de bienestar. Aquí hay sitio para todo y para todos: desde lo más moderno o caro, hasta lo más modesto y cotidiano. Sólo espero que los posibles lectores encuentren mis opiniones de utilidad y que, ojalá, les sirvan de ayuda a la hora de planificar una comida o una velada, una escapada, o todas unas vacaciones. Simplemente con eso, podré darme por satisfecho.

Gracias.

Comentarios